Portal en permamente actualización: 21 de Noviembre de 2017

BASE DE DATOS   PROFESIONAL FORMACIÓN VARIOS
Actores Películas Videojuegos Estudios de Grabación Formación Doblaje El proceso de Doblaje
Directores Series Documentales Solicitud Presupuesto Estudios Formación Locución Foros eldoblaje.com
Traductores Animación Mini Series Servicios Profesionales Formación Sonido Facebook eldoblaje.com
Ajustadores Musicales Capítulos Ficha Extendida Profesional Formación Varios Twitter eldoblaje.com
Subtituladores Spots Cuñas ¿Qué Necesitas? Voces Nuevas Tienda eldoblaje.com










   Bookmark and Share
1
2
 
 
PRESUPUESTO DE GRABACIÓN -> Solicitud de presupuesto a todos los estudios posicionados - click aquí -
2
eldoblaje.com
El Proceso de Doblaje - página 2 de 4
 PASO A PASO >> ir a página 1 2 3 4


6. ADAPTACIÓN DE DIÁLOGOS

La adaptación de diálogos es, sin lugar a dudas, uno de los pilares del doblaje de películas. Tanto es así, que de ella depende, muchas veces, el éxito o el fracaso del doblaje. En la jerga de los Estudios, a la adaptación de diálogos también se le denomina "Ajuste". La adaptación consiste en poner en boca de los personajes, perfectamente adaptado y sincronizado, el diálogo de la versión doblada.

Hasta el año 1980 aproximadamente, este trabajo siempre se había realizado en una moviola y con una copia standard, en 35mm, de la película en versión original, pero, a partir de esa fecha, también se realiza con un monitor de TV y con la copia de la película en vídeo. Éste es el sistema que se sigue siempre en los doblajes para TV.

El adaptador comienza su trabajo basándose en la traducción literal de los diálogos, adaptando a cada uno de los personajes las frases que le correspondan, guardando una métrica y procurando que los movimientos de los labios coincidan con las palabras que está pronunciando, es decir, que haya una buena sincronía, para ello el adaptador tiene en cuenta las labiales (las letras B-P-M), así como los gestos del personaje. Cuando las frases de la traducción son más largas que las de la versión original, como suele pasar con los idiomas español e inglés, el adaptador las acorta, las sintetiza, pero debe tratar de evitar, por todos los medios, que se pierda un solo ápice del sentido de la versión original. Como sucede en la vida real, todos los personajes no hablan de igual manera, cada uno lo hace acorde con su sexo, edad, educación, nivel cultural, estado civil, condición social, estado de ánimo, etc. El buen adaptador tiene esto muy en cuenta, aunque ya venga reflejado en la traducción, porque el guión original es el que marca la pauta.

Otra de las misiones importantes del adaptador es comprobar si el traductor ha cometido algún fallo y subsanarlo, por ejemplo, topónimos mal traducidos o que hayan quedado en el idioma original, fechas inexactas, citas literarias equivocadas, hechos históricos mal interpretados, etc. El diálogo de un doblaje debe ser siempre neutro, debe carecer de expresiones localistas, producto todas ellas de la mezcla de dos lenguas similares que se hablan al mismo tiempo, como suele ocurrir en las zonas donde existe el bilingüismo.

El adaptador también se ocupa de preparar el diálogo correspondiente a los ambientes ("Ad Libs" - como se les llama en el argot del doblaje), que resultan de las escenas donde se oye el susurro casi ininteligible de varias o muchas personas, pero donde también hay frases que se entienden perfectamente. Normalmente, los ambientes ("crowds") de estaciones, aeropuertos, autobuses, grandes almacenes, etc. vienen en la Banda Internacional ("M/E track") para ser incorporados directamente en la mezcla, pero si algunas frases se entienden en la versión original, éstas se bajan de volumen y el mezclador las cubre con otras frases equivalentes en el idioma de la versión doblada. De este modo, el adaptador prepara unas frases concretas para grabar en sala e insertar en la mezcla cuando se incorporan a la misma los ambientes existentes en la Banda Internacional.

Cuando en la película hay escenas habladas en una segunda lengua y deben quedar tal cual en la versión doblada, estas frases se toman directamente de la Banda Internacional, a la hora de la mezcla, y el adaptador se limita a preparar los subtítulos, en caso de que se subtitulen dichas escenas. Si el adaptador no sabe cómo preparar los subtítulos, el Departamento de Producción se ocupa de ello. Desde siempre en los Estudios hay personas cuya única misión es adaptar diálogos, pero éstas son las menos.

Algunos traductores también adaptan, y con bastante fortuna, todo hay que decirlo. Pero, generalmente, es el director de doblaje quien también se ocupa de la adaptación. Hasta el año l985 aproximadamente, actores de primerísimo orden se ocupaban de la adaptación y de la dirección, y gozaban del respeto de distribuidores, directivos y supervisores, tanto nacionales como extranjeros. Fue entonces cuando la adaptación de diálogos vivió sus mejores años. Y no olvidemos que tuvieron que sortear un montón de dificultades, como todas las observaciones, cambios y cortes impuestos por Censura. Trabajaban totalmente encorsetados. Este esplendor no implica que no se incurriera en malentendidos y que ciertos doblajes adolecieran de una baja calidad, como sucede en todas las épocas, pero muy, muy raramente se cometían fallos culturales que, en definitiva, son los más lacerantes y los que hacen un flaco favor a todo el equipo que ha participado en un doblaje.

A partir de la fecha antes indicada, el negocio del doblaje experimentó una gran pujanza, se multiplicaron los doblajes de películas nuevas para las salas comerciales y de celuloide rancio para la TV, además de las series televisivas. Comenzaron a aparecer Estudios por toda la península y, lógicamente, estalló una feroz competencia y, con ello, una guerra de precios. Se necesitaba personal, la mies era mucha y los operarios pocos. Hubo un auténtico reclutamiento. Muchos actores con un futuro incierto en el atril, optaron por adaptar y dirigir, era una buena salida. Imperaban las prisas, el "Doblaje al minuto" quedó servido, se empezaron a batir verdaderos récords de velocidad en el doblaje de películas. Y todo eso tiene un resultado: la calidad de los diálogos ha experimentado un fuerte deterioro.

La imagen del supervisor de diálogos siempre ha existido, casi todas las casas distribuidoras tienen a alguien que supervisa los diálogos adaptados y es una excelente costumbre. Un supervisor español y culto, con toda seguridad, puede pulir y subsanar los fallos que hubiere en un diálogo, mientras que esta misma tarea resulta misión imposible para un supervisor extranjero, porque no conoce a fondo el idioma español. Para el supervisor extranjero el español es su segunda o tercera lengua y, en la mayoría de los casos, aprendida allende los mares. No obstante, no debemos olvidar que el supervisor extranjero es de mucha utilidad a la hora de desentrañar expresiones en "slang" (jerga coloquial o callejera) o, incluso, a la hora del reparto de voces o del proceso de mezclas.

El doblaje es un trabajo en equipo. Si al ver una película el espectador olvida que los personajes están moviendo los labios en otro idioma y se le crea la ilusión de que están hablando con coherencia en el suyo propio, es síntoma inequívoco de que está ante una buena adaptación de diálogos.

 

7. REPARTO DE VOCES (Casting)

Adjudicar la voz más idónea a cada uno de los personajes ("casting") es algo imprescindible para un buen doblaje. Siempre se toma como referencia la voz original, unas veces se acierta y otras no.

Hasta mediados de los años ochenta, el reparto de voces tenía lugar durante un pase de la copia de la película en versión original. La proyección se hacía tan pronto llegaba la película al Estudio, con la asistencia del gerente, del traductor, del adaptador, del director de doblaje y, a veces, del montador (éste último sólo si se trataba de una película de gran envergadura). Conforme se iba proyectando la cinta, el director de doblaje empezaba a plantear el reparto, comentándolo con el gerente.

Hasta la fecha arriba indicada, casi todos los gerentes de los Estudios importantes eran personas preparadas, muy versadas en doblaje y su participación era de gran ayuda y, por supuesto, primordial para velar por un buen reparto y evitar amiguismos. En aquel entonces los Estudios importantes contaban con plantilla propia de actores, tenían contratados a los mejores actores de doblaje. Pero, después de la fecha arriba mencionada, los Estudios dieron un giro de ciento ochenta grados, se renovaron las gerencias y quedaron rescindidos los contratos con esos dobladores excepcionales.

Los Estudios importantes perdieron su hegemonía en todo lo relacionado con repartos exclusivos. Actualmente todos los Estudios, grandes o pequeños, lujosos o sencillos, pueden contar con las mismas voces. Desde siempre se han pedido pruebas de voz para los personales principales, en las películas de cierta envergadura.

Generalmente, es el director o productor de la película quien solicita las pruebas de voz e indica los diferentes fragmentos de la película que considera más apropiados para realizar las pruebas. Entonces, se procede a la preparación de las pruebas de voz adaptando el diálogo correspondiente a los fragmentos seleccionados y se graba con tres, cuatro o cinco voces diferentes.

Antes de existir el vídeo, se sacaba una copia (un duplicado) positiva en 35mm de los fragmentos de imagen seleccionados y, a su vez, las voces se grababan en una cinta magnética en 35mm y ambas cosas se enviaban al director o productor que había solicitado las pruebas, cuando éste las recibía efectuaba una proyección normal con la copia positiva, para escuchar al personaje en original y, a reglón seguido, efectuaba una proyección en "interlock": se proyecta la imagen, dejándola muda, y se incorpora aparte la voz de los distintos dobladores El efecto resultante es el personaje hablando en el idioma de la versión a doblar.

Normalmente, se suele adjuntar un currículum de los actores donde también consta la opinión del Estudio. Los supervisores desempeñnan un papel importante a la hora del reparto. Hoy en día, con el vídeo, todo esto ha cambiado. Se envía una videocassette con los fragmentos de imagen hablados en original y, a continuación, esos mismos fragmentos doblados al idioma de la nueva versión por las diferentes voces seleccionadas.

De este modo, basta con insertar la cassette en una reproductor de vídeo y verlo en la pantalla de un televisor. A veces, sólo se pretende oír voces para adjudicar una de ellas a un determinado actor o actriz; en ese caso, se suele echar mano del archivo de voces del Estudio y un técnico transcribe a una cinta de audio las voces en cuestión. Hay que resaltar que no todos los actores se prestan a hacer pruebas de voz, algunas primerísimas figuras se niegan a participar en todo este laborioso proceso.

 

8. GRABACIÓN DE VOCES EN SALA

La grabación de voces (voices recording) tiene lugar en la sala de grabación (recording room), se trata de una habitación completamente insonorizada donde hay una pantalla para proyectar la imagen si ésta proviene de una copia de trabajo en formato 16MM o 35MM, o bien un monitor de TV si la imagen proviene de una cinta de video. Hoy día el formato 16MM está materialmente anulado, hasta 1990 aproximadamente se utilizó bastante en los doblajes para TV.

En la sala también hay un escritorio para uso del director de doblaje y un atril con un micrófono incorporado donde el actor o actores se sitúan. Sobre el atril hay unos papeles con el texto de los diálogos a doblar.

Contiguo a la sala de grabación y comunicada con ésta por una o dos ventanillas, está la cabina de proyección desde donde se proyecta la imagen de la película, sólo si el formato de la copia de trabajo es l6MM o 35MM, si el formato es video la imagen la proporciona directamente el mixer.

El mixer es una habitación pequeñita, contigua también a la sala y comunicada con ésta por un ventanal, donde está la maquinaria de grabación atendida por un técnico. A este pequeño habitáculo siempre se le ha denominado con el nombre en inglés (mixer), en el doblaje siempre hubo muchos anglicismos que van desapareciendo con las nuevas tecnologías.

En una sesión de grabación, el director de doblaje sentado junto al escritorio llama al actor o actores que intervienen en el take para que ocupen su lugar en el atril. El director indica al operador de la cabina de proyección o al mixer, depende del sistema de la sala y del formato de la copia de trabajo, el número del take a proyectar, la imagen de éste aparece en la pantalla en idioma original, los actores de doblaje oyen el diálogo, el director da la indicaciones que cree convenientes, los actores ensayan, cuando el director lo cree oportuno quita el sonido dejando la imagen muda, los actores siguen ensayando hasta que el director da la orden de grabar, las luces se ponen en rojo advirtiendo del registro y el técnico del mixer graba el diálogo.

Una vez terminada la grabación del take el director, antes de darlo por bueno, oye lo grabado junto con la imagen para ver si la sincronía e interpretación han quedado bien. Y así sucesivamente hasta terminar con todos los takes de diálogo y que éste quede listo para la mezcla.

Hasta finales de los años cuarenta, las grabaciones se efectuaban sobre material fotográfico. Éste era un mal sistema porque lo grabado no se podía borrar, cuando se cometía un fallo había que desechar ese trozo de material y poner otro nuevo. Muchas veces, con tal de no desperdiciar mucho material aceptaban los fallos, con el consiguiente deterioro para la versión doblada. Pero, a partir de la fecha anteriormente indicada, apareció el material magnético y el problema dejó de existir, con este nuevo tipo de material se podía borrar y volver a grabar, el doblaje dio un gran paso de gigante.

Desde principios de los noventa, la mayoría de los diálogos se empezaron a grabar en disco duro (hard disk), van a parar a un MAC formateado. Actualmente la nitidez de sonido y la comodidad de grabación son absolutas. Afortunadamente el doblaje se está beneficiando de la tecnología punta que constantemente está aflorando, el sonido ha dado un gran paso hacia delante, hacia la perfección, lástima que no haya sucedido lo mismo con la calidad de los diálogos.

 

9. DIRECCIÓN DE SALA

El director de doblaje es el encargado de llevar a buen puerto el registro de diálogos en la sala de grabación. Él indica a los actores que están en el atril todo lo que tienen que hacer, lo que han de decir y cómo deben decirlo, los tonos, las inflexiones, los matices de voz, si deben adelantar o atrasar alguna frase, donde deben hacer una pausa, respetar las labiales, se ocupa de que la sincronía e interpretación sean perfectas

En definitiva, en él cae toda la responsabilidad de que los diálogos estén bien dichos y en su sitio. Lógicamente también tiene que evitar que haya fallos en el diálogo, subsanando todo error que encuentre. Aunque, esto último resulta poco menos que imposible porque, como ya dijimos cuando nos ocupamos de la adaptación de diálogos, casi siempre el adaptador también se ocupa de la dirección, y si hay fallos en los diálogos adaptados difícilmente los va a poder corregir en el atril porque ignora que esos fallos existan, de saberlo los habría corregido cuando realizó la adaptación.

Hace años, como norma, el Estudio asignaba estos trabajos al actor que doblaba al protagonista y, francamente, era una táctica excelente, recordemos que hasta mediados de la década de los ochenta los actores de doblaje, de primerísima categoría, se ocupaban de la adaptación de diálogos y de la dirección de doblajes y el Gerente del Estudio participaba, personalmente, en todo lo concerniente a la calidad del doblaje. Todo eso ha cambiado mucho, actualmente el perfil de la Gerencia del Estudio y del adaptador-director es otro completamente distinto.

Los supervisores por parte del cliente casi siempre permanecen en la sala durante la grabación de los diálogos. Algunos de ellos son auténticos convidados de piedra, mientras que otros, los extranjeros principalmente, meten mucha baza, participan tan directamente en la dirección que, a veces, la autoridad del director de sala queda mermada, incluso en evidencia, provocando una situación tensa e incómoda. Los supervisores extranjeros vienen con un programa preestablecido e inalterable y no quieren trabas a la hora de cumplir con su cometido, por lo que algunos de ellos prefieren a un director acomodadizo aunque la brillantez no sea una de sus virtudes.

 

10. MEZCLAS

Terminada la grabación de diálogos en sala y revisadas las correspondientes B.I. (Bandas Internacionales o M/E tracks) para asegurarse de que las músicas y efectos están correctos, todo queda listo para la mezcla.

Hasta mediados de los años cincuenta, las mezclas se hacían sobre un soporte óptico o fotográfico con el gran inconveniente de que no se podía borrar y volver a grabar encima en caso de equivocación. A a partir de esa fecha y hasta finales de los ochenta, se realizaban sobre un soporte magnético: con este material se dio un paso de gigante porque permitía que se borrase y se volviese a grabar.

Actualmente, todo está digitalizado y la mezcla se realiza sobre un soporte de disco duro, contando con todas las facilidades para poder borrar y volver a grabar cuantas veces sea necesario;, las nuevas tecnologías que surgen constantemente están simplificando considerablemente la mecánica de trabajo. Las innovaciones son continuas y esto al estudio de doblaje le supone estar siempre al día, con el consiguiente desembolso económico dado que una mesa de mezclas puede quedar obsoleta al cabo de muy pocos años.

La labor del mezclador consiste en ir engarzando los diálogos con las músicas y efectos, como si de una pieza de orfebrería se tratara. Indiscutiblemente, la habilidad del mezclador es esencial para obtener un buen resultado.

En la sala de mezclas ("mixing room"), el técnico se acomoda en su mesa de mezclas ("mixer") y ve desfilar en una pantalla la imagen conforme él la va requiriendo. Mientras tanto, en la cabina, una habitación contigua a la sala, el operador tiene las máquinas a punto, cargadas con la copia de trabajo de la película ("workprint"), los diálogos grabados en sala y la B.I. ( Banda Internacional - M/E track), y está a la espera de las instrucciones del mezclador.

La mezcla se hace por bobinas ("double reels"); cada bobina consta normalmente de dos rollos. El mezclador comienza su trabajo viendo, en versión original, la imagen de la bobina a mezclar para percatarse de todos los niveles y detalles de la banda sonora. Una vez visionada la imagen, la rebobina y vuelve a proyectarla, pero dejándola muda, cambia el sonido original por la mezcla de la versión doblada que en ese momento empieza a preparar, y de este modo se inicia la mezcla.

Aquí empieza una labor de auténtica artesanía, y es una lástima que tanto las fallidas como las verdaderamente logradas pasen desapercibidas. Las mezclas desempeñan un papel muy importante en el doblaje de una película pero, desgraciadamente, sólo una pequeña minoría valora el excepcional trabajo que realizan los buenos mezcladores.

También hay bastantes películas cuyas mezclas se realizan en el extranjero, en EE.UU. o Inglaterra principalmente. Metro-Goldwyn Mayer, hace años, siempre las llevaba a cabo en Culver City y casi todas las películas de Spielberg también se mezclan en EE.UU. En estos casos, los diálogos grabados en sala se preparan ordenadamente, se confecciona una banda de diálogos para mezclas ("mixing dialogue track") y se envía al laboratorio donde va a tener lugar la mezcla. La banda de diálogos para mezclas ("mixing dialogue track") va acompañada de unos informes técnicos ("mixing repports") preparados por el mezclador, en los que se especifica la pista y el pie donde está el diálogo de cada uno de los distintos actores así como los ambientes ("ad libs - ad libitum - crowds") correspondientes.

Las mezclas hechas en el extranjero y por un técnico que desconoce el idioma de la versión doblada hacen un flaco favor al doblaje de la película: si alguna palabra no se entiende bien o algún final de palabra queda cortado, el técnico no cae en la cuenta por su desconocimiento del idioma.




>> ir a página 1 2 3 4

Texto escrito por Ernesto Freijo e Iñaki Torre para eldoblaje.com
Prohibida su reproducción sin autorización expresa de los autores

 
 
 
 
 
 
 
Doblaje ON LINE - CPA Salduie
 
 
 
 

 
footer
footer

 
eldoblaje.com es la mayor base de datos online sobre doblaje en España


 Actores de Doblaje: 6778
 Actores Originales: 120108
 Directores: 654
 Ajustadores: 457
 Traductores: 500
 Subtituladores: 56
 Audiodescriptores 6
 Subtituladores para Sordos: 2
 Locutores Audiodescripción: 4


 Estudios: 389
 Estudios de Subtitulación: 24
 Distribuidoras: 781
 Distribuidoras Originales: 1007
 Productoras: 1743
 Agencias: 71


 Películas: 26041
 Series TV: 4868
 Musicales: 91
 Animación: 1397
 Documentales: 1844
 Docurealities: 94
 Audiolibros: 35
 Audiocuentos: 11
 Miniseries: 739
 Capítulos: 1946
 Videojuegos: 689
 Spots: 9723
 Cuñas: 986




eldoblaje.com
lalocucion.comlalocucion.com

© 2000-2017 eldoblaje.com

www.actoresdedoblaje.com | www.estudiosdedoblaje.com | www.estudiosdelocucion.com | www.escuelasdedoblaje.com | www.lalocucion.com

 

Facebook eldoblaje.com Twitter eldoblaje.com